Páginas vistas en total

sábado, 31 de octubre de 2015

Qué poca ética, qué publicidad tan mala

Llevo días queriendo hablar de esto. Pero por novelera, por querer innovar, quería hacer una videoentrada, poniendo en práctica lo aprendido de la mano de @fernandofabiani en el taller de eSAMFYC "Desconectad@ o conectad@?"
Pero cuando tenía tiempo no estaba arreglada, "mardita coquetería".
Quería hablar del anuncio de Meritene Junior, de Nestlé, y ha dado tiempo a que lo retiren. Pero no os preocupeis, quedan videos denigrantes en su canal de Youtube.

Con el mismo mensaje.
Comer sano es feo y aburrido. Porque vaya los platos de los niños; ni a mí, que como de todo, y mucho, me dan ganas de comer.

Que eres muy mala por querer que tu hijo o hija coma variado. Cuando el error es la forma, solamente. Ea, ahí, a mala idea, sin un poco de conversación.

Que la madre es la única responsable de que el  niño o niña coma. ¿dónde están los padres en estos anuncios? Quiero ver yo en la publicidad también a los padres de los niños puñeteros bregando con ellos a la hora de la cena...

Y que si quieres dejar de ser mala, le das el mejunje y todo olvidado. No le enseñas a comer de todo, no le enseñas a conversar, ni aprendes a conversar. La comida no se convierte en una reunión familiar, y las judías verdes en solitario saben peor.
Pero le das el mejunje, y te crees que le estás alimentando bien. Y además, no te dice que eres mala. Eso, eso al final es lo que no tiene precio.
Otro dardo envenenado a la autoestima materna. Dadle fuerte al género, a los roles de los tiempos de las cavernas. Lo han bordao los de Nestlé.

No hay comentarios:

Publicar un comentario