Páginas vistas en total

domingo, 29 de enero de 2017

No es la mala hierba la que acaba con la cosecha, sino la desidia del agricultor

Buenas tardes a todos. Muchos de mis lectores habituales ya habreis leido esto en Facebook, por lo que aprovecho para agradeceros a todos las muestras de solidaridad, apoyo y simpatía. Por desgracia, no está en manos de ninguno de vosotros dar solución a estos acontecimientos. Lo que me motiva a informaros de la realidad de lo que ha pasado no es más que salvaguardar mi dignidad y mi prestigio, no permitir más maledicencias en mi entorno, y con el tiempo ver cómo cada cual cae a su lugar; ejercer mi derecho a la libertad de expresión ya que se me ha violado el de la intimidad. 

Con el agravante, que quizá es lo que más me duele, de la consideración que yo tenía por esta persona, y creí que era mutua. Pero por lo visto eso es así mientras esté callada y quieta solo.

En breve, con estos penosos acontecimientos no superados,  pero sí aceptados, volveré a mantener el ritmo de entradas habitual. Espero vuestra paciencia y comprensión en estos momentos, y gracias por seguir ahí.

 

Últimas noticias



Pilar Terceño se siente muy enfadada.
Me molesta sobremanera que se hable de mí faltando a la verdad. Pero que encima se anticipen a mis actos, me irrita más aún. Por sorprendentes llamadas he sabido que hay por ahí quien anda festejando una gran victoria sobre mí, y me parece justo que se conozcan los hechos completos.
Tal victoria, tan deseada que no puede esperar unos días a que se concrete para festejar y presumir del logro "después de tanto tiempo" (al parecer son las palabras textuales) no es ni más ni menos que el hecho de que renuncio a la plaza en la que he estado trabajando los últimos ocho años y medio casi. ME VOY DE SETENIL.
Los motivos podrían haber quedado reservados, por ser discreta, pero ya que le voy a dar un vuelco completo a mi vida, sin desearlo, y con gran amargura, no voy a permitir que encima se pisotee mi nombre, y mi pena sea causa de risa para otros.
Me voy porque una persona que trabaja en mi unidad ha persistido en violar mi derecho a la intimidad tocando, cogiendo y en ocasiones haciendo desaparecer cosas de mi consulta, y más recientemente, abriendo correspondencia personal y profesional; hablando mal en contra de mi prestigio delante de compañeros y usuarIos con total impunidad dada la inacción del responsable de la Unidad, que se supone que debería apoyarme y proteger mis derechos, PERO HA DECIDIDO QUE EN ESTO NO ME CREE PORQUE HABLAMOS DE SU ESPOSA.
Creo que es un derecho más que ganado después de la dedicación que durante este tiempo he tenido y el compromiso con los objetivos y la calidad de los centros, prestando la mejor atención que he sido capaz, y en ocasiones, pasando el compromiso al ámbito personal, y dedicando el 100% y más de mis horas de trabajo, y muchas horas de mi supuesto tiempo libre. Por no hablar del apoyo personal que siempre he dado.
Frente a eso, mi decepción es encontrar que el responsable de la Unidad prefiere enfrentarse a mí, y me invita a ir a trabajar y dejar de inventar movidas, que aplicar las medidas correctivas a esa persona, debido a que está casado con ella. Decepción y desconfianza de la persona que no es capaz de ejercer la autoridad de la que está investido cuando le resulta más cómodo lo contrario.
Por tanto, ante semejantes circunstancias, he tomado algunas determinaciones:
Una, dejar de solucionar "movidas", y permitir que le lleguen para que, con su buen hacer habitual, las solucione de primera mano en la forma que más adecuado le parezca. Por ello, os invito, a los usuarios de sanidad de Setenil, a que le hagais llegar vuestras quejas y reclamaciones directamente, y comprenda de esa forma la diferencia entre "inventar movidas" y "esta movida la tienes que solucionar tú", cuando hasta ahora si no le llegaban era porque se las solucionaba, o las bloqueaba corriendo un tupido velo sobre la dejadez, apatía o ignorancia de otros.
Igualmente es posible que aprenda algo más de las personas de las que se rodea, a las que parece no conocer a pesar de los años transcurridos.
Para ello teneis la posibilidad de visitar su despacho en el Centro de Salud de Alcalá del Valle, escribir al buzón de sugerencias (cosa que ya están haciendo algunos de vuestros vecinos), o poner una reclamación oficial si la importancia del asunto lo merece.
Dos, renunciar al contrato actual, y dejar de trabajar en un centro donde se ejerce un nepotismo salvaje y no se respetan ni los derechos constitucionales de las personas. La fecha de mi renuncia está por decidir, lógicamente será atendiendo a mi beneficio, dentro de lo que cabe.
Tres, hacer estas declaraciones públicas para que, quien quiera saber lo que está pasando, pueda conocerlo de primera mano sin precisar de cuchicheos de pasillo ni grupitos de whatsapp más o menos secretos. Yo no tengo nada que ocultar, por lo que mejor que andar con llamadas y mensajes privados, algunos de los cuales putas las ganas que tengo de contestar, os agradecería que dejarais aqui en comentarios lo que querais decir al respecto, ya que en mi muro hasta la fecha no se ha borrado ningún comentario de nadie, por muy crítico, incluso soez que fuera.
Si os parece bien, podeis compartir para que a nadie quede dudas de mi posición.
Os pido disculpas por extenderme de esta manera, pero me ha parecido necesario. Estoy soberanamente cabreada con el tratamiento que se ha dado a estas circunstancias que para mí son dolorosas, y quiero justicia. Justicia, y no pasarme ochenta días hablando de esto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario