Páginas vistas en total

sábado, 25 de marzo de 2017

Cambio de ciclo, a la vez que de estación

Ésta va a ser la última entrada sabatina que escriba como médico de Setenil de las Bodegas. Hasta hace poco, el martes mismo en la participación en el programa "El Publico"de Canal Sur Radio, me presenté como tal.
Y quiero que esta entrada no sea una despedida, porque sé que muchos de mis lectores son mis pacientes, mis amigos de allí, los vecinos del pueblo a los que, pacientes míos o no, en algún momento he tratado de alguna forma.
Porque ya está asumido desde hace muchas semanas que no iba a volver a trabajar allí, y eso no va a cambiar algunas cosas. Gracias a estas herramientas virtuales y a la tecnología, podreis seguir al tanto de las novedades e inquietudes en el campo de la salud, y de la vida (que de todo ha habido en este blog), y podremos mantenernos en contacto; podreis pedir, como hasta ahora, que escriba sobre algún tema que os preocupe si, como hasta ahora, seguís confiando en mi criterio y en mis explicaciones.
De alguna forma, este blog será un medio de continuidad.
Por supuesto, esto no se va a convertir en una consulta paralela. Cada cosa tiene su sitio. Esto es lo que es.
A partir del próximo sábado empieza una nueva etapa como medico de Urgencias en el Hospital General Santa María del Puerto. Una actividad totalmente distinta, pero no nueva, pues ya anteriormente había trabajado  como médico de urgencias hospitalarias, y para esta misma empresa. Voy a trabajar con algunos antiguos compañeros y amigos, y con otros nuevos,y estoy muy optimista respecto a esta nueva etapa.
Claro que el cambio de actividad puede dar lugar a que cambie también la temática de las entradas que sigan, pero vaya, otra variedad a veces es enriquecedora. También respecto a esto estoy optimista.
En fin, que no hay mal que cien años dure, y que después de la tormenta llega la calma, que cuando se cierra una puerta se abre una ventana, y que a cada cerdo le llega su sanmartín y le remojan las barbas, o huye como gato escaldado. Me ha salido un potpurrí de refranes para despedir un poco más humorísticamente esta entrada que es: ni un principio ni un fin, sino un intermedio entre dos programas.
Gracias.

2 comentarios:

  1. Como el buen, vino, Pilar, cada día te superas. Enhorabuena. Y gracias por ser como eres.
    Si no he entendido mal, hoy te estás estrenando en las Urgencias del Puerto de Santa María: no te voy a decir que sus habitantes se van a provocar situaciones de urgencia (leves) para conocerte y disfrutar de tu ciencia y de tu forma de ser. Pero sí afirmo que si no cambias (sé que no vas a cambiar), en un futuro próximo habrá subido el nivel de salud de El Puerto, y sus habitantes vivirán tranquilos, sabiendo que están bien protegidos en caso de emergencias sanitarias.
    Confío plenamente en ti, Pilar. Gánate la confianza de ellos, lo que no te va a costar mucho. Entretanto, pido a Dios que te ilumine en tus decisiones médicas y te guíe en tus actuaciones todas. Un beso muy fuerte. Tod.

    ResponderEliminar
  2. Gracias papá, por tus buenos deseos. Aún no he comenzado, pero el pasado sábado fue el último de marzo, por eso la próxima entrada ya será del mes de abril.
    Lo vamos a celebrar viendo juntos el Baratillo este año

    ResponderEliminar