Páginas vistas en total

sábado, 12 de octubre de 2013

...Y qué más podemos hacer para prevenir la gripe













 


Hablamos el miércoles sobre la vacunación, hoy vamos a comentar algunas cosas sobre otras formas de prevención de la gripe.
Tanto podemos prevenir contagiarnos, como contagiar a otros.
Porque una vez que nos contagiamos, si la padecemos, sólo queda paciencia y hacer lo posible para que nuestro estado general no sea tan malo. Reposo, líquidos abundantes, evitar alcohol y tabaco, tomar paracetamol para el malestar general. No aspirina, recordemos, y menos aún a los niños.
Los antiinflamatorios (por ejemplo ibuprofeno, diclofenaco, naproxeno) no aportan nada mejor, y pueden darnos otros problemas.

 

La causa de la gripe es un VIRUS, por tanto los ANTIBIOTICOS no van a hacer nada por curar la enfermedad. En este momento elevo la voz en defensa de la profesión: si tu médico no te manda un antibiótico es porque no lo necesitas, no porque quiera ahorrar dinero o porque no le importas o pretenda que lo pases a pelo. No le presiones para que te lo recete, su trabajo es saber qué debes y no debes tomar. Ni salgas de la consulta con cara de disgusto y decepción porque "no te ha mandado nada, sólo el paracetamol".




 Pero sí, para evitar contagiarnos, o contagiar a otros si somos nosotros los enfermos, podemos hacer algo, colaborar entre todos.








Taparnos la nariz y la boca con una mascarilla, con un pañuelo (de papel, desechable, si es posible), con las mangas lo más lejos posible de las manos, si vamos a toser o estornudar.

Ese pañuelo de papel, por higiene microbiológica y ambiental, ha de ir a la basura, no tirarlo en cualquier parte.

Lavarse las manos adecuadamente. Parece que no, pero hay formas y formas de lavarse las manos.
Adjudicado, próxima entrada acerca del lavado de manos. Tomar precauciones en lugares concurridos que te obligan a permanecer en un estrecho contacto con otras personas.


Quédate en la cama, descansa y recupérate. Empeñarte en estar en contacto con otras personas es arriesgarte a hacer que ellos sufran lo mismo que tú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario