Páginas vistas en total

martes, 17 de noviembre de 2015

La paranoia de las carnes rojas

Ya han pasado unos días, y las aguas han debido volver a su cauce. La mitad ya no recordará que hace dos semanas el bacon y las salchichas Frankfurt del súper eran los nuevos asesinos silenciosos. Que pasamos 72 horas entre la paranoia y los chistes jocosos.

¿Podemos ya hablar con normalidad?
Porque no vamos a decir nada nuevo.

Que la dieta más saludable es la mediterránea, fundamentada en verduras, frutas, cereales y legumbres; con más pescado que carne, y más carne blanca que roja.

¿Cancerígeno? Y antes que eso, dañino desde el punto de vista cardiovascular: si sobrevives al Ictus o al Infarto, te matará un tumor. ¿Es eso de lo que está medio país espantado?

Es dañino el exceso de comida procesada, carnes o de cualquier otro tipo. Por las sustancias añadidas en el mismo proceso de manipulación, envasado, comericalización. Por dañino, también lo es el exceso de antioxidantes y hay gente que va como loca a por suplementos y vitaminas.

La virtud está en el equilibrio.
Jesús, un amigo al que hace ya algún tiempo que no veo, lo decía muy bien: "casi todos los problemas de este mundo son por demasiado, o por demasiado poco".

Moderación y sentido común, amigos. Eso es todo

No hay comentarios:

Publicar un comentario