Páginas vistas en total

sábado, 29 de octubre de 2016

Granada es tomada por los ciudadanos... contra la fusión hospitalaria. ¿Y nosotros?

Habreis visto en las noticias durante los días pasados la manifestación que hubo el 16 de octubre en Granada, multitudinaria, contra la fusión hospitalaria. Para resumirlo, en Granada hay dos grandes hospitales, y pretenden convertirlos en una sola área hospitalaria, de forma que las diferentes unidades estarían separadas en dos edificios que no están pegados, con el consiguiente trajín de pacientes para pruebas, interconsultas, etc.

Esto me ha hecho volver a reflexionar sobre nuestra propia área sanitaria. Hace escasos días hablaba de ello con un compañero, y le decía lo mismo que llevo diciendo años: que esto no hay quien lo gobierne.
Nuestra área sanitaria incluye los antiguos distritos de atención primaria Jerez-Costa Noroeste, y Sierra de Cádiz, más el área hospitalaria de Jerez. Para más complicación, hay algunos hospitales privados concertados, en Villamartín, en Sanlúcar de Barrameda, cuyos conciertos en la actualidad además, para colmo de complicaciones, están en el aire, o encima de la mesa, que para el caso, es lo mismo.

Hay más de 150 km desde una punta a otra del área. Hay 118 km desde la puerta de mi consultorio hasta la puerta del hospital, a donde en ocasiones hemos de acudir por diferentes motivos. La diagonal entera  sobre la provincia, desde Alcalá del Valle a Chipiona. Con centros de salud urbanos y rurales, de todos los tamaños imaginables. Unos sin guardias, otros con guardias; la mayoría presenciales, algunos aún localizadas, con lo que ello supone (mitad de precio, sin saliente, dificultad para cubrirlas). Algunos centros de salud tenemos como hospital de referencia uno que no es el de nuestra área sanitaria (Jerez), con las complicaciones añadidas. Es lo que tiene estar en los exrtremos de la diagonal.
Eso, hablando de Atención Primaria. Que está medio dejada de la mano de los altos directivos, cuyo tiempo y energías se consumen en el hospital, que les genera múltiples problemas y necesidades. Y como allí tienen sus despachos, pues les absorben, y ni nociones de lo que pasa fuera de allí.

Es un hospital complicado, Jerez, me parece.
Debe serlo cuando hace años que un gerente no visita nuestra Unidad. Pues no sé cuántos, pero mínimo seis años. El actual Director no ha venido, y la anterior, tampoco. Apenas conozco a nadie jerárquicamente superior a mi director de Unidad.

Cuando nos fusionaron, crearon un monstruo indomable. Si yo fuera jefa, me pararía a evaluar qué beneficios han sobrevenido de esta forma de organización. Igual sería hora de plantearse dar marcha atrás en algunas de las grandes decisiones.
Pero el consejero anda liado inaugurando cosas, a ver si tiene un ratito para mirar eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario