Páginas vistas en total

miércoles, 17 de abril de 2013

Hay piojos en el colegio

La frase que cualquier mamá o papá escucha varias veces al año, mientras un escalofrío les recorre la espalda.
Los piojos pueden llegar a ser una pesadilla. Aunque son un clásico de niños, los adultos no se libran tampoco. Cualquiera puede estar infestado de piojos, sea el pelo largo o corto, aunque el pelo largo suelto lo que tiene es que contacta más con los pelos de los demás, con lo que se facilitan los contagios.
Aunque la mala fama es que se cogen piojos de no lavarse, lo cierto es que los piojos viven mejor en los pelos limpios, porque del pelo sucio se resbalan con más facilidad. ¡Mitos!
Otro misterio es por qué algunas personas nunca se infestan de piojo, mientras otras parece que atraen los piojos como con imán.

Empecemos a centrar: el abordaje de los piojos tiene dos facetas: la prevención por un lado, y el tratamiento por otro.
Es aconsejable revisar las cabezas de los niños periódicamente, de forma exhaustiva una vez a la semana, y más intensivamente en cuanto saltan las alarmas escolares. Pero aparte, aprovechas mientras peinamos al niño, al hacerle la raya, y más aún si se queja de picor, le vemos rascarse de continuo, si tiene el pelo revuelto, o si hemos sabido que su amigo o amiga más cercano/cercana tiene o ha tenido piojos. También podemos fijarnos en los cuellos de las camisas y en la funda de la almohada, que se ponen más oscuros de lo normal debido a las heces de los piojos.
Hemos de buscar tanto piojos como liendres. Las liendres son los huevos de los piojos, y pasarán de huevo a bicho en 7 días. Si los hallamos, hay que hacer tratamiento. Si no, podemos pasar a la prevención.

El tratamiento se basa en productos de lavado y post-lavado, de venta libre en la farmacia. Tu farmacéutico puede perfectamente aconsejarse sobre los productos que tiene a la venta, y es fundamental seguir escrupulosamente las instrucciones.
Por otro lado, en los días siguientes, peinar con una lendrera, que es un peine específico al efecto, es fundamental para retirar las liendres que queden, y evitar que eclosionen y se conviertan en piojos. Cepillar el pelo con un cepillo normal varias veces al día también es útil, porque estresa al piojo y lo rompe, con lo que reduce su supervivencia: el piojo roto no cría.
Normalmente el champú que compras se acompaña de otro producto de mantenimiento, para los días siguientes.
Como siempre, demasiada medicina no es buena medicina: un exceso de tratamiento es perjudicial porque reseca demasiado el pelo, irrita el cuero cabelludo y puede tener otros efectos secundarios.
Más recientemente han comenzado a comercializarse unas máquinas que destruyen al piojo por ultrasonidos, con lo que son más inocuos, aunque desgraciadamente más caros.
Tradicionalmente se ha dicho que hay que cortar el pelo: como hemos dicho, el pelo largo tiene más probabilidades de contagiarse por que estando suelto se acerca más a las cabezas de los demás. Una coleta, o mejor una trenza bien apretada es suficiente, así como educar a los niños a no juntar las cabezas, como hacen para ver algo, sea en el móvil como en el ordenador.
Si no encontramos piojos, ¡bien! hemos de seguir limpios de visitantes.
También encontramos a la venta productos que repelen los piojos o los hacen resbalar y caer: la esencia de árbol de té, el aceite de neem, el aceite infantil... hemos de ser constantes en su uso, o en un despiste nos vemos infestados. El cepillado frecuente, las revisiones habituales, el pelo corto o recogido, siempre ayudan, así como el uso de gorro en instalaciones comunes.
Para evitar el contagio entre los miembros del mismo hogar, cada uno debe tener su propia toalla, cepillo y peine. Y la funda de la almohada ha de cambiarse diariamente mientras dure el tratamiento.
Lo que sea posible, ha de lavarse en agua muy caliente; y lo que no, ha de cerrarse en bolsas de plástico durante 10 días (cascos de moto, de equitación, por ejemplo). Otras superficies que no pueden lavarse ni cerrarse en plástico, como la zona de apoyo de los sofás y sillones, cabeceros de tejido, etc, se pueden pulverizar productos que se venden al efecto.
Ya nos vamos preparando para la guerra contra el invasor...¡paciencia!

1 comentario:

  1. Buenos días, hemos abierto Kids and Nits y adiós piojitos Tenerife, centro especializado en eliminar piojos y liendres, sin el uso de productos químicos, acabamos con el problema en 90 minutos, es rápido, limpio, natural y 100% eficaz. No daña el pelo, ni el cuero cabelludo y, por supuesto, no daña la salud. Contacta con nosotros en nuestro número de teléfono 922212262 ó Visita nuestra web http://www.kidsandnits.com/tratamiento-para-Eliminar-piojos-en-tenerife.html

    ResponderEliminar