Páginas vistas en total

miércoles, 3 de julio de 2013

Ejercicio físico: ponerse en forma a precio anticrisis

¡No nos volvamos locos!
Extraña excusa se busca el que dice que no hace ejercicio porque no puede pagarse un gimnasio, o comprarse máquinas para hacer ejercicio en casa.
¡STOP!
Ejercicio? ¿Gastar dinero? Con la crisis por la que esetamos pasando, vaya. Nada más lejos de la realidad, para hacer ejercicio no hay que gastar una millonada. No hace falta ir al gimnasio, ni apuntarse a clases de spinning, yoga, pilares o aerobic acuático, comprar una bici estática, una elíptica o un kit de mancuernas de diferentes pesos.

Para empezar, hay una forma baratísima, de hecho gratuita, de hacer ejercicio: ANDAR. Dar pasos en nuestra actividad diaria. Pequeños hábitos que podemos ir modificando con el paso de los días. Van unos ejemplos:
Ir a trabajar andando (si la distancia es razonable); o en transporte público, que además es ecológico porque evitamos contaminar con nuestro coche, y bajarnos en una parada anterior a la que nos corresponde por cercanía.
Hacer la compra andando. Vivas en un pueblo o en una ciudad, seguro que tienes varios supermercados en los alrededores de tu casa. No es imprescindible ir en coche a una gran superficie para hacer la compra. Mejor aún si vas con un carrito, para evitar lesiones por el peso, puedes ir andando al supermercado de tu barrio, y así además favoreces los pequeños negocios de tus vecinos, que de seguro lo agradecerán. Y si diversificas, porque los yogures son más buenos en uno, pero el pescado es mejor en otro, pues doble ejercicio.
Subir las escaleras en lugar de coger el ascensor. Igualmente, siempre que el número de plantas sea una cosa razonable. No hace falta subir corriendo, saltar escalones de dos en dos o llegar sudando cual corredor de maratón. Y si son muchas plantas, pues puedes subir algunas y coger el ascensor para el resto del recorrido.
Juega con tus hijos, con tus hermanos, tus sobrinos o vecinitos. Enseña a los niños de tu entorno los juegos tradicionales, mucho más activos que los actuales. Ellos y tú apartareis las consolas, los móviles y la televisión durante un rato, hareis ejercicio y lo pasareis de maravilla.

Luego, está el ejercicio intencional, el que hacemos con el propósito de ponernos en forma. ¿quién necesita una máquina? Que te pueden gustar: la bici estática, la elíptica, la cinta de correr... pero no son imprescindibles. Tienes calles y carriles rurales para andar y correr, y pistas polideportivas municipales de uso gratuito para entrenar. Y son "gratis", y entrecomillo porque su mantenimiento va incluuido en tus impuestos... ¿Andar o correr? Parece ser, según los últimos estudios, que el beneficio está en los kilómetrosque se recorren, por eso los corredores obtienen más rentabilidad de su ejercicio, porque hacen más kilómetros en el mismo tiempo. Pero es mejor andar rápido que correr lento, porque es más sostenible en el tiempo: si corres lento es porque no puedes correr rápido, y correr te agota, y a la postre recorrerás una distancia menor; andar rápido te será más tolerable y mantendrás el ejercicio, con menos riesgo de lesiones, y no tendrás que reposar para recuperarte.

¿Hay muchas cosas más baratas que una cuerda? Pocas... ¡pues salta a la comba! si tu forma física y el estado de tus rodillas y tobillos te lo permiten, saltar a la comba es un excelente ejercicio cardiovascular. Requiere una mejor forma física que andar, incluso que correr, y unas articulaciones en buen estado. Pero si te lo puedes permitir, es una divertida variación para no caer en la rutina. Prueba a ir variando la intensidad, la rapidez, saltar con los pies juntos o alternos, elevando las rodillas, dando cuerda hacia atrás... y siempre tendrás un reto que superar, un acicate para ser cada día mejor, más fuerte, más resistente y más habilidoso. Porque además entrenarás tu coordinación y reflejos.
¿Hemos gastado mucho hasta ahora? Creo que no, podemos seguir.

Si quieres incluir ejercicios de resistencia en tu rutina, no necesitas ir a un gimnasio pagando una cuota mensual, y tener en casa un surtido de pesas, con lo que ocupan, con lo que pesan, con lo que valen. Existen en el mercado bandas elásticas de resistencia de diferentes intensidades, con las que las variaciones a los ejercicios son mayores que con las pesas por su versastilidad, puedes elegir los grupos musculares que quieres trabajar. Son muy baratas, menos de 10 euros cada una. Tienen la ventaja añadida de que no pesan nada, con lo que te las puedes llevar de vacaciones o para el fin de semana si sales, y no perder tus hábitos de ejercicio.

¿Videos de programas de ejercicio? Están de plena actualidad en Estados Unidos, hay cientos de programas de diferentes duración en días, diferente intensidad, diferentes objetivos (musculación o quemagrasa). ¿Quieres pagar por algo que tienes accesible en Youtube? Si ya pagas tu internet, ¿por qué generar otro gasto? Consiste en elegir las cuentas adecuadas para tus intenciones, suscribirte a ellas para recibir sus actualizaciones y empezar a practicar.

Guarda todo lo qe te vas a ahorrar con estos consejos, que te va a hacer falta para unas nuevas zapatillas de running, que las tuyas pronto van a quedar para el arrastre...

¡Ánimo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario