Páginas vistas en total

miércoles, 10 de julio de 2013

¿Nos conocemos? Yo creo que no...

Lo del título no es una conversación de discoteca, es una reflexión sobre conocimiento propio. Me refiero a que no nos conocemos a nosotros mismos.Nos creemos que somos de una manera u opinión, que actuaríamos de tal manera en determinada circunstancia.
Nos creemos valientes hasta que realmente pasamos miedo, o nos creemos miedosos hasta que llega la hora de demostrar el valor. Nos creemos fuertes hasta que la vida nos da un cocotazo, y nos creemos fríos y calculadores hasta que perdemos el control.
Por ejemplo, yo creí que yo no tenía grandes apegos materiales. A las cosas me refiero: no me cuesta prestar los libros a sabiendas que no los volveré a ver, la ropa pasa, te mudas de casa, etc. No soy persona de guardar por tener, ni de tener "por si acaso".
Pero eso fue hasta hace unos días que perdí mi reloj de pulsera. Iba yo andando por un carril, bueno, por varios, y me di cuenta cuando acababa de alcanzar los 8 km recorridos, que no lo tenía. Y sólo me quedaban tres de la ruta prevista para volver al punto de salida.
Pero el corazón me dio un vuelco, y me di media vuelta para deshacer lo andado. Buscando mi reloj. A ratos me daba rabia, a ratos angustia. Por minutos estaba como Sansón cuando Dalila le cortó el pelo. ¡Hasta se me cayeron algunos lagrimones! Estaba perdiendo la calma. Así que me deshice los casi 8 km y encontré mi reloj, indemne. Parece un milagro, teniendo en cuenta por dónde iba, ni pisado por pie o pata, ni atropellado por rueda alguna, sólo un poco polvoriento.
Me llené de alegría y alivio. Ese reloj tiene su significado, y ahora encima me ha hecho descubrir que sí que tengo apegos materiales. Entiendo el valor de las cosas por el valor que tiene lo que simbolizan, supongo que es a su significado, y no al objeto en sí, a lo que se tienen apegos.
Y prefiero pensar que es así, porque el valor material de los objetos no es nada comparado con el valor que tiene en la vida de uno la persona con la que lo relacionas, un sentimiento que te provoca, una emoción que te recuerda. A las personas, a los sentimientos, es a lo que se le tienen apegos positivos. Las cosas son sólo cosas.

1 comentario:

  1. todos tenemos apego a algo lo malo es tenerlo a alguien

    ResponderEliminar