Páginas vistas en total

miércoles, 5 de febrero de 2014

Ante la epidemia de gripe...CALMA

Por favor. Calma.

Aunque en los noticiarios de todas las cadenas de televisión se hayan propuesto crear el pánico entre la población. No hay mediodía que no hagan recuento del número de fallecidos por la gripe A.
Y a mí me entran ganas de tirar la tele por la ventana. Pero no, que el genio me va a costar a mí el dinero. Y la ventana tiene rejas.

Pero me hartan y me desesperan, porque la población se asusta. Piensan que es algo grave lo que está pasando si lo sacan contínuamente por televisión.

Así que hoy os voy a contar mi realidad.
Mi realidad es que todos los inviernos hay gripe. Gripe, de la letra que sea. Y es que no sé hasta qué punto interesa informar de forma generalizada sobre cepas diferentes del virus de la gripe. Eso interesa más a los investigadores, a los epidemiólogos y a los que fabrican las vacunas.
El virus de la gripe muta con mucha frecuencia. Mutar quiere decir que sufre variaciones, pequeñas o grandes, en su material genético, que sin dejar de ser el virus de la gripe, lo hace diferente. Esa diferencia lo hace más o menos sensible a la vacuna , de ahí su importancia. Por eso cada año se analiza el virus de la gripe que se va encontrando para fabricarle una vacuna a medida para que sea lo más eficaz posible.
Es como si un hombre moreno se vuelve rubio, o si tiene el pelo liso, resulta que se le riza. No deja de ser un ser humano, pero cambia su aspecto. Por explicarlo de alguna manera.

Pero esas diferencias no hacen que los síntomas sean distintos. No podemos distinguir por los síntomas si una persona con gripe tiene gripe a o gripe estacional "normal"; si pudiéramos, a ver para qué tendríamos que cultivarlos para identificarlos. Sí podemos distinguir la gripe de otras infecciones virales, y dan síntomas distintos porque las causan microbios distintos.

La gravedad de la gripe no depende tanto de la cepa que la cause, en general, como de la situación previa de la persona: si es un bebé, o un anciano, o está debilitado por enfermedades previas, o su inmunidad influida por circunstancias como el embarazo, una medicación que toma, etc... es más fácil que padezca una gripe complicada.

Esos son los factores que hacen que una determinada persona sea considerada "de riesgo", y por lo tanto se le indique la vacunación. Han de vacunarse por tanto quienes tengan más probabilidades de contagiarse, como quien tenga más probabilidades de padecer una gripe grave.

Hasta la fecha, en lo que se conoce, la vacuna de la gripe de este año cubre las cepas que se están hallando en los cultivos. Por tanto, la vacuna ha de resultar eficaz en lo que se espera: en que no cojas la gripe si es posible (se calcula alrededor de un 60% de eficacia) o que sea en una forma leve. Son cifras habituales, y satisfactorias.

Por último: vamos a dejarnos de pamplinas con tanto hablar de la gripe A. La gripe mata miles de personas todos los años en todo el mundo. La A y todas las cepas anteriores. No es necesario convertir eso en una noticia alarmante. Mejor que eso, podrían dedicarse las televisiones a informar a la población, hasta que se aburran, de qué podemos hacer para evitar la gripe.

Por eso voy hoy a refrescar dos entradas del mes de octubre, cuando empezaba la campaña de vacunación, para que valgan de recordatorio.

http://vitanimasporunblog.blogspot.com.es/2013/10/la-vacuna-de-la-gripe.html

http://vitanimasporunblog.blogspot.com.es/2013/10/y-que-mas-podemos-hacer-para-prevenir.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario