Páginas vistas en total

sábado, 1 de marzo de 2014

#carnavalsalud Formación y Aprendizaje en Salud ¿Existen otros modelos?

Es el tema que se plantea este mes en el Carnaval de la Salud de WikiSanidad. Sí, no olvido que éste es un blog para pacientes, así que os lo explico un poco. Wikisanidad es el punto de encuentro de profesionales sanitarios que creemos que la web 2.0 y las redes sociales pueden ayudar a mejorar el sistema sanitario. Y mensualmente se plantea un tema de debate, en el que, desde nuestros blogs, compartimos nuestra visión del asunto que se trate: ese debate es el Carnaval de la Salud.

Y este mes reflexionamos sobre la formación y el aprendizaje en Salud.
Es de conocimiento popular que los sanitarios nunca dejamos de ser estudiantes. Siempre hay algo nuevo que aprender, o algún conocimiento que actualizar, que perfeccionar. Así que, para el que lo desee, no hay límites en los conocimientos disponibles.
Sí, disponibles, ahí están.
Tradicionalmente íbamos a cursos, a conferencias, a congresos para formarnos, aparte del tiempo que cada cual le dedicara al estudio individual.
Pero ir a cursos, conferencias y congresos supone una dedicación en tiempo y en dinero. En tiempo, que sale de tu tiempo personal, de ocio, de descanso, o del tiempo laboral, y entonces hemos de ser sustuituidos en nuestra actividad habitual para poder asistir.
Y la verdad, en los tiempos actuales, "con la que está cayendo", lograr que te autoricen y sustituyan para una actividad de formación, es una heroicidad, la verdad.
Eso, si tienes la suerte de estar trabajando, porque si no es así, tienes todo el tiempo del mundo, pero ¿cómo se paga la formación?
Si lo tiene que pagar una de su bolsillo, hay que pensárselo, sobre todo en el caso de los congresos, que tienen unos precios en mi opinión desorbitados. No puedo valorar si justificados, pero tampoco entiendo muy bien cómo pueden costar tanto por asistente cuando a la vez hay tanta presencia de la industria farmacéutica. A lo mejor habría que pensar en que tuvieran lugar en locales no tan fastuosos, ni dando tanta importancia al aspecto hostelero y turístico, y así hacerlos más asequibles para los que querríamos ir para formarnos. Y ya, el que quiera disfrutar de los aspectos más lúdicos de la dura vida del congresista, pues que se lo pague por su cuenta.

Pero los tiempos cambian, la tecnología ofrece muchas más posibilidades. Cursos online, webinars, congresos virtuales, te dan la posibilidad de aprendizaje no presencial que necesites. Más baratos, cuando no gratuitos, y salvo actividades concretas, sin el compromiso horario de una actividad presencial. Además, si la formación online queda online, no desaparece, siempre puedes volver a ella para solucionar dudas, reforzar conocimientos.
Blogs de profesionales de referencia en sus respectivos campos, de los que pueden aprender todos los días algo nuevo, y de forma interactiva si quieres, a través de comentarios en el mismo, incluso de los debates que se abren en Twitter gracias a ellos.
Ahora, la siguiente pregunta es: ¿quiere el profesional formarse tanto? ¿estamos saturados de formación?
Pues de todo hay en la vida del Señor. Habrá quien no quiera formarse porque crea que ya sabe todo lo que tiene que saber, o porque esté cansado de estudiar, o porque está hastiado y no quiere dedicar a su profesión ni un minuto más de lo imprescindible (o si es posible, menos).
Pero somos muchos otros los que sí deseamos formarnos cada vez mejor, tenemos curiosidad e inquietud, y creemos que el 2.0 es un medio excelente de conseguir formación de calidad, con un coste en tiempo y en dedicación más razonable. Formación reglada, acreditada (que sí, que el diploma, que los puntos para la Bolsa de Empleo también son importantes), variada para todas las necesidades, pública o financiada por la Industria Farmacéutica, en resumen, para todos los gustos.

Porque en salud, aún hay mucho que aprender y mucho que innovar. El Cielo es el Límite (W. Dyer)

No hay comentarios:

Publicar un comentario