Páginas vistas en total

sábado, 2 de marzo de 2013

Adictos a Internet y móvil

Nueva preocupación con las adicciones. Es que hay mucho adicto, a cualquier cosa. No hay límite con las adicciones, se puede ser adicto a cualquier cosa. Adicto se es a lo que nos controle la vida, nos la condicione, nos reste más que nos sume, y al final y en el fondo nos haga infelices a nosotros y a los que nos rodean. No me cansaré en insistir en que ese es el gran problema de las adicciones en general.
Hay adictos a internet y móvil en todos los rangos de edad, pero es especialmente preocupante entre los adolescentes. Algo más del 30% de los adolescentes españoles tienen o están en riesgo de tener una adicción a la tecnología. ¡Eso es mucho!
¿Por qué? Pues para empezar, porque cada vez son más accesibles. Con los smartphones, internet está en nuestro bolsillo tantas horas como queramos al día. Con las tarifas planas ya no se habla, si acaso por Skype, se guasea o se pone un mensaje en Facebook o en Tuenti. Pero mientras, echamos un vistazo al perfil, vemos las actualizaciones de los otros, escuchamos música, vemos videos en youtube, jugamos en alguna aplicación o descargamos una nueva.
Tanta atención al móvil... no deja tiempo para todo lo demás. Para hablar con el que tienes enfrente, en lugar de esperar a que se vaya a su casa y ponerle un Whatsapp, para practicar deporte, para estudiar, para comer en familia. Para relacionarte en directo con las personas de tu entorno.

Y eso, contando con que el uso de internet y el móvil sea el adecuado, sin caer en el sexting, en el cyber bullying, que las webs visitadas sean de contenido adecuado a la edad, etc. Que configuren adecuadamente la privacidad de sus perfiles sociales, que no hagan ni suban fotos inadecuadas que perjudiquen su prestigio en la red, que sean prudentes en cuanto a con quién chatean o se relacionan.

¿Saben todos nuestros adolescentes hacer esto? ¿Les preocupa siquiera? Ya hemos tenido entradas en este blog sobre este tema, y lo que queda. Porque deben saberlo. Internet, como cualquier herramienta, debe usarse con conocimiento. No le daríamos a ningún adolescente una sierra circular si no sabe utilizarla. No dejamos a los niños usar el cuchillo del jamón, y a los más pequeños ni siquiera pintar con un boli. Pues igual con internet, hay que usarlo bien.

Bien significa teniendo en cuenta las medidas de seguridad. Bien significa combinando entretenimiento con aprendizaje: de hecho, es menor el peligro de caer en una adicción a internet y móvil si se usa para hacer los deberes o preparar trabajos. Bien significa durante un tiempo limitado en el día. Bien significa sin dejar de hacer el resto de las actividades diarias, tanto responsabilidades obligatorias como otras actividades de ocio.
Como todo, bien significa con moderación.

No se puede olvidar que los adolescentes son personas en evolución, aún más que los adultos, maleables, y que lo que hagan en sus vidas durante esta etapap puede condicionar el resto de su existencia. Y que son rsponsabilidad de los adultos. Si ellos no tienen control, somos los adultos responsables los que tenemos que controlar por ellos. Conocer, conocer, comunicación, conocimiento, más comunicación. Y sentido de la responsabilidad y la autoridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario