Páginas vistas en total

sábado, 28 de septiembre de 2013

Ceder el paso a las ambulancias

Por favor, vamos a ver si nos aclaramos.
Viajo con cierta frecuencia, desde luego más de la que me gustaría, en ambulancia en servicio de urgencias.
Digo más de lo que me gustaría porque significa que llevamos a alguien que está bastante malito.
El recorrido hasta el hospital no es largo, 17 km, pero por una carretera de firme pésimo que atraviesa dos localidades pequeñas además de la de origen y la de llegada, pero sobre todo una de ellas es criminal, con parte de la vía de doble sentido aunque la anchura es de un solo carril, por lo tanto los sentidos de la marcha se alternan "al grito de mariquita el último", es decir, entra en que no ve en el espejo a nadie que venga en el sentido contrario.

Pero las ambulancias en servicio de urgencias, con luces y sirenas puestas, tienen prioridad de paso. Por mucho que te incomode en ese momento, si tú mismo o una persona querida fuera el paciente de la ambulancia, te gustaría que llegara al hospital lo antes posible.

Como creo que hasta aquí todos o casi todos estaremos de acuerdo, ahora vamos a intentar hacerlo bien:
Consiste en ceder el paso sin poner en peligro la vida de nadie más.

Si se te acerca por detrás una ambulancia con sirenas y luces, échate a un lado, sin arriesgar a arrollar a otro vehículo o peatón, lo antes posible. La ambulancia no te justifica para conducir por encima de la velocidad permitida aunque ella lo haga, ni a saltarte semáforos en rojo, ni a invadir aceras o pasos de cebra.

Échate a un lado aunque la ambulancia venga en el sentido contrario, porque puede necesitar invadir tu carril en un momento dado.

En cuanto detectes la ambulancia, aunque te parezca que está lejos, quita la música incluso y presta toda tu atención a tus y sus maniobras. Seguro que se acerca en menos tiempo de lo que calculas.

Si consigues parar en un lugar seguro, quédate quieto hasta que te cerciores de que ha pasado, y antes de arrancar, asegúrate de que no viene otra.

Echarse a un lado significa ECHARSE A LA DERECHA. Deja que la ambulancia pase por tu izquierda. El colmo del caos es una ambulancia queriendo cruzar una rotonda cargada de coches en los que unos se echan a la derecha y otros a la izquierda. Como por ejemplo ha pasado esta mañana queriendo entrar en Ronda.

Y una petición especial: cuando veas una ambulancia con las puertas de atrás abiertas, no te asomes a mirar, no preguntes quién es, no preguntes qué le pasa ni a dónde le llevan.
Deja a los profesionales trabajar, están haciendo algo más importante que contestar a tus preguntas, indiscretas por cierto. La persona enferma tiene derecho a la dignidad, y a la intimidad. Está enfermo, y no quiere que le miren en ese momento mas que los que tienen que cuidarle. Los profesionales tienen obligación de secreto para con sus pacientes, y no deben contestar a ninguna de tus cuestiones. Si es conocido tuyo, pregunta a su familia. Si no lo es, no seas cotilla, que no es asunto tuyo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario